Entrevista a Natalia D. Muresan sobre la adquisición de la L2

Hoy presentamos una entrevista sobre la adquisición de la L2 a una alumna trilingüe (rumano, inglés y español) de cuarto del grado de Estudios Ingleses, Natalia Denisa Muresan. Esta entrevista ha sido posible gracias a Teresa Aranda Redondo, alumna del máster de lingüística; Ana Luque Burgos, alumna del grado en Estudios Ingleses; y María Moreno Jaén, profesora del grado en Estudios Ingleses. Enjoy!

Fotos de la entrevista:

Entrevista: Teresa Aranda Redondo y Ana Luque Burgos

Vídeo, fotografía y edición: Eva Ríos Sánchez

Entrevista a José Luis Martínez-Dueñas, nuevo presidente de la Academia de las Buenas Letras de Granada

Hoy traemos una entrevista a José Luis Martínez-Dueñas, nombrado recientemente nuevo presidente de la Academia de las Buenas Letras de Granada, como ya se anunció en la web del Departamento de inglés y alemán el pasado mes de diciembre. En esta entrada podéis encontrar un vídeo con las partes más destacadas de la entrevista junto a dos lecturas en inglés antiguo que no desvelamos ahora mismo por si os animáis a verlo, una galería con todos los libros publicados por Martínez-Dueñas y la entrevista completa redactada para que no se os escape ningún detalle. Además, al final tenéis una foto de José Luis Martínez-Dueñas junto a las colaboradoras de The Philologist UGR que han hecho posible esta entrada. ¡Esperamos que la disfrutéis!

En esta galería podéis ver los libros publicados por José Luis Martínez-Dueñas:

This slideshow requires JavaScript.

Y ahora, disfrutad de la entrevista completa:

P. Nos gustaría primero saber desde cuándo es profesor de la UGR y qué le llevó a dedicarse a esto

R. Yo soy profesor de la Universidad de Granada desde el mes de octubre de 1975, que fue el año que terminé mis estudios de licenciatura y empecé de profesor ayudante.

P. ¿Cuál fue el tema de su tesis doctoral?

R. Mi tesis doctoral fue la correspondencia de subordinación en inglés y en español, un análisis de sintaxis funcional.

P. ¿Y por qué pasó de estudiar la lingüística histórica a estilística?

R. No es que pasé de, es que lo he mantenido siempre. El estudio de lingüística histórica fue lo que a mí me movió primero a estudiar, pero por una serie de razones la tesis que yo había comenzado de lingüística histórica la tuve que dejar y me dediqué a una tesis de sintaxis y estudio de lingüística sincrónica del siglo XX. La sintaxis fue lo que transformé en estilística, en el sentido clásico de estructura de la escritura, lo cual no es incompatible con el estudio de la lingüística histórica, puesto que el estudio textual que yo siempre he hecho es estilístico, basado en la conformación de la escritura como realidad expresiva en su función comunicativa. Pero no es que pasé de una cosa, sino que tuve que convivir con las dos cuestiones y por una serie de razones no pude hacerme cargo de la asignatura de Historia de la lengua inglesa hasta el año 93, es decir, 18 años estuve sin poder dar clase aunque escribía y publicaba de eso.

P. ¿Qué le recomendaría a alguien que quiere dedicarse a la investigación?

R. Como se pueden dar una serie no de fórmulas sino de recomendaciones, primero mucha constancia. Segundo un cierto sentido de lo que se suele llamar vocación o interés por el estudio, una curiosidad intelectual. Y luego un desapego de ciertas formas mundanas, aunque se pueda convivir con ellas, pero centrándose en que el mundo de la investigación es el mundo de ciertos niveles de veracidad.

P. ¿Cómo se sintió al ser elegido hace poco Presidente de la Academia de las Buenas Letras de Granada?

R. Me sentí sorprendido, porque yo llevaba en las Buenas Letras desde hacía poco, llevaba dos años, y tenía un cargo recién estrenado en la Junta de gobierno de censor y pensaba pasarme así cuatro años. Cuando me propusieron ser presidente lo primero que dije es que no, y lo segundo que dije es que tampoco (risas). Luego tuve un gran sentido del agradecimiento por las razones que me dieron y en tercer lugar tuve ya una disposición clara de ofrecimiento hacia los académicos de buenas letras y a lo que representan, aunque es uno de esos cargos que nunca he buscado.

P. ¿Cuáles fueron las razones que le dieron?

R. Primero que era un catedrático de universidad con una trayectoria bien conocida y ya diríamos probada. Por lo tanto, mi concentración puede colocarse bien en otra actividad, tanto en el ámbito profesional de dar clases como profesor como en el estudio y la investigación, y eso es algo que tengo, en parte dada la edad, bastante bien; si no demostrado, sí probado. La segunda razón es que me dijeron que tenía (risas) un nivel de sofisticación hilarante que, con el sentido del humor, podría en un momento determinado utilizar para poder llevar a cabo una relación diplomática y social efectiva sin ser duro ni cortante pero sí oportuno y eficaz. En tercer lugar, y eso sí se me honró, me dicen que tengo un buen sentido de la comunicación, tanto en la escritura como en la expresión oral, que es muy necesario para un presidente de la Academia. Ante eso dije: bueno, como ya no tienen medidas de altura ni de físico ni esas cosas pues que si ese era el patrón que buscaban, yo encantado de servir a la Academia y de representarla.

P. ¿Cuál cree que ha sido su mayor aportación a las lenguas anglosajonas o españolas?

R. Sería muy presuntuoso de mi parte (risas). Yo creo que mi aportación menos nociva, menos dañina, ha sido en la Universidad de Granada el introducir, junto con otras personas, una serie de corrientes de pensamiento lingüístico, concretamente en los años 80 la llamada Tesis de la pertinencia (Relevance theory: communication and cognition). Definitivamente también la Lingüística de la escritura, es decir, no entender la historiografía literaria como algo estrictamente inventivo sino como una realidad textual, como hice con más de 13 tesis doctorales que he dirigido. Pero son aportaciones conjuntas, de equipo, y en la Universidad uno es uno más, afortunadamente.

P. ¿Cuál cree que es la situación de las letras en España?

R. Pues no he tenido tiempo como algunos de viajar por toda España con mi maleta para verlo (risas), pero si vemos que España es una nación muy compleja con un sistema constitucional difícil, el mundo de las letras y del estudio siempre es un mundo alternativo que no influye en el producto nacional bruto ni en los índices de empleo ni en la bolsa, pero yo sí digo que el índice de las letras en España es bastante bueno. Tenemos magníficos pensadores, estupendos filósofos (vivos), escritores, poetas, hay buenas editoriales, hay buenos lectores… lo que es que eso al fin y al cabo es algo minoritario, uno no puede pretender que todo el mudo relea El Quijote, o La Eneida, o hable de Pedro Soto de Rojas o de William Shakespeare o de Francis Bacon. Pero en general España es un país medio culto bastante presentable, con unas brutalidades históricas y sociales bastante clasificables. Pero como yo no he sido nunca pesimista, porque si lo hubiera sido habría renunciado a mi propia existencia, entonces me parece que es un mundo mejorable, pero muy rico y siempre en ebullición, aunque hay cosas que mejorar, como enfrentamientos de presupuestos, amiguismos, enemistad, etc. En definitiva, las letras gozan de buena salud.

P. ¿Qué podría comentarnos sobre el nuevo libro que ha publicado junto a Rocío Gutiérrez Sumillera?

R. Este libro, El primer toque de trompeta contra el monstruoso gobierno de las mujeres, es uno de los proyectos hechos con una colaboradora joven y brillante como es Rocío Gutiérrez. Hace unos años encontramos un panfleto de 1558 de John Knox atacando a la mujer como figura humana y social y decidimos traducirla y hacer un estudio sobre la forma en que el calvinismo inglés, escocés específicamente, se pone en contra de una serie de gobernantes. Revelamos la manera en que se articula toda una propaganda contra la mujer desde un punto de vista religioso, donde la mujer es la representación del pecado. Por tanto, todas las mujeres que han gobernado es simplemente porque Dios ha querido castigar la soberbia de los hombres poniéndoles una mujer. Este libro es muy original en el sentido de que tiene el origen de un panfleto. Es un libro que no es de lectura fácil, no es un libro que se vaya a comprar en una estación de ferrocarril, pero es un libro para las personas interesadas en el pensamiento de la modernidad desde los siglos XVI/XVII. El libro lo que intenta hacer es mostrar esos pensamientos, analizarlos, y ponerlos en un marco de modernidad, de la Europa de los siglos XVI/XVII.

P. ¿Qué nos puede decir de la bodega de un literato?

R. La bodega del literato nace porque yo estaba buscando unas botellas de Borgoña y al buscarlas en un libro inglés de vinos encontré un libro de George Saintsbury, quien ocupó la cátedra real de retórica y literatura en la Universidad de Edimburgo al final del siglo XIX, principios del XX. Él era un reconocido estudioso de la retórica del siglo XVII y tiene muchos libros de retórica; por ejemplo, tiene uno de historia de la literatura francesa. Tenía como afición la bebida en general, y cuando se jubiló, su amigo, el director de una gran editorial inglesa, Sir Frederick MacMillan, le propuso escribir un libro. Entonces hizo un libro magnífico sobre la bebida, defendiendo la bebida y hablando del vino desde un punto de vista histórico. Y hace un libro muy bien dividido en grandes producciones de vino. Luego dedica un capítulo muy bueno a las cervezas inglesas, y un capítulo magnífico también a los whiskeys y a las ginebras. Lo que hice yo fue editar sus cuadernos de bodegas, y me salió por eso la Bodega de un Literato, por la bodega que él tenía en su casa, de la que cuenta cosas divertidísimas. Por ejemplo, que tenía un perro magnífico, que lo tenía para proteger la bodega, una bodega antiquísima de los siglos XVII/XVIII, que tenía muchas entradas de agua y entraban ratas. Y dice que las ratas nunca destrozaron ninguna botella, pero el perro, al perseguir a las ratas, tiró un Magnum de una cosecha magnifica, y que cuando entró por la mañana se encontró al perro borracho junto a la botella y ninguna rata. Lo que sí encontró fue alguna botella pequeña que sí se habían querido llevar por una de las ratoneras (risas). Pero es un libro magnífico porque está lleno de experiencias propias, de su bebida, de su comida, de sus reuniones, y todo completamente trufado con referencias literarias de literatura francesa, italiana, inglesa, con episodios que hablan de vino y de formas de entender el vino y la bebida.

Para terminar, aquí os dejamos una foto nuestra con José Luis Martínez-Dueñas tras la entrevista. Ha sido un placer haber podido hablar con él y que nos haya permitido compartir con todos/as vosotros/as esta entrevista.

José Luis Martínez-Dueñas Espejo en su despacho junto a las entrevistadoras C.L.C., V.R.R. y E.R.S.
José Luis Martínez-Dueñas Espejo en su despacho junto a las entrevistadoras C.L.C., V.R.R. y E.R.S.

Entrevistadoras: C.L.C. y V.R.R.

Vídeo y fotografías: E.R.S.

Edición: E.R.S.

II Jornadas de Estudios Irlandeses (Crónica)

Como sabéis, del 12 al 16 de diciembre se celebraron las Segundas Jornadas de Estudios Irlandeses en la Facultad de Filosofía y Letras. Organizadas por el Centro de Estudios Irlandeses y dirigidas por Pilar Villar Argáiz y Burcu Gülüm Tekin, han reunido a expertos de los más diversos ámbitos relacionados con la cultura y la historia irlandesas. Continue reading

Ricardo Mairal Usón: “Con un grado de lingüística se pueden hacer más cosas que la docencia” (Crónica + Entrevista)

conferencia-ricardo-mairal¡Hoy traemos ya la primera crónica y entrevista del blog! El pasado miércoles, 30 de noviembre, y en el marco del Máster en Literatura y Lingüística Inglesas, el catedrático Ricardo Mairal Usón (UNED) ofreció en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales la conferencia: “Humanities, Research and Innovation: New venues, reinventing a new spotlight, looking beyond. The case of Linguistics“. Y nosotros/as aprovechamos para hacerle algunas preguntas…

¿Cuántos años hace que se dedica usted a la lingüística?

Hace muchos años, más o menos llevo trabajando 25 ó 26 años. Antes de ayer, ya ves. (Risas)

¿Y dónde estudió?

Estudié en Zaragoza, luego en la Autónoma y luego tuve la gran suerte de tener a uno de los grandes maestros de la lingüística y a un gran amigo que fue el profesor Don Leocadio Martín Mingorance. Una persona que siempre tuvo esa capacidad de ver las cosas, de tener una profundidad de miras ya desde los años 80, y que gracias a él hemos tenido esa curiosidad, tanto el profesor Ángel Felices como yo y como muchos investigadores que constituyeron su escuela. La verdad es que tuve la suerte de tener un maestro absolutamente maravilloso.

¿Qué líneas de investigación lleva actualmente en el ámbito de la lingüística?

Trabajo sobre todo en lingüística computacional y procesamiento del lenguaje natural; creo que uno de los retos que tenemos en la investigación es la interacción hombre-máquina, y como parte de esa interacción, está el procesamiento del lenguaje. Para que podamos interactuar con nuestro móvil o con el bluetooth de nuestro coche de forma natural, tiene que haber un lingüista detrás que haga que la máquina nos entienda. Llevamos varios años trabajando en temas del procesamiento del lenguaje, web semántica y datos enlazados y algo de neurolingüística.

Creo que ahora más que nunca se trata de demostrar que con un grado de lingüística se pueden hacer más cosas que la docencia. Se puede participar en proyectos de investigación altamente competitivos que tengan que ver con la inteligencia artificial y el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas. Por otro lado, también se puede analizar todo lo que se está desarrollando en los sistemas de comunicación de las redes sociales.

Entonces, ¿se podría trabajar mano a mano con neurólogos?

Por supuesto. Por ejemplo, nosotros tuvimos un proyecto relacionado con Alzheimer. En una de las primeras etapas de la enfermedad, una de las manifestaciones es la pérdida de memoria cognitiva. Nosotros desarrollamos varias herramientas para ayudar a estos enfermos a que tuvieran una mayor calidad de vida. Por otro lado se puede trabajar en temas de implantes cocleares, Parkinson, afasia, etc.

El gran desconocido es el cerebro humano. Se han logrado muchos avances en cirugías, pero todavía es el gran desconocido. Y no olvidemos que parte de ese cerebro tiene que ver con el lenguaje: algo tendremos que decir los lingüistas, y ese algo tiene que ser en cooperación con los médicos. Una cosa que hay que tener muy clara es que la investigación de forma individual no existe, la investigación reclama el diálogo entre disciplinas y entre investigadores de diferentes disciplinas. Y en un contexto internacional: hay que escuchar a todo el mundo, porque de todo el mundo se aprende. El buen investigador puede cultivar virtudes que a mí me parecen esenciales en el individuo, como el aperturismo, la defensa de la razón, la sensibilidad crítica y sobre todo y por encima de todo, la humildad.

Ese es el futuro de la investigación moderna, sólo así se podrá dar respuesta a los grandes desafíos de la sociedad.

¿Cree entonces que los lingüistas pueden tener futuro en España?

Por supuesto. Y si no lo hay, habrá que crearlo. Hay que estimular que la gente joven como vosotros tengáis unos escenarios que hasta ahora no se han visto de forma tan nítida. Pero hace falta crear las bases y los planes de estudio para que eso sea posible.

Como estamos hablando del futuro de la lingüística y para concluir la entrevista con una pregunta algo más informal, nos han comentado que usted es un auténtico forofo del Real Madrid. ¿Cómo ve el futuro del Real Madrid ante el próximo y gran esperado clásico?

¡Pero bueno, os han informado de todo! Bueno, bueno, bueno, ¡menuda pregunta! Una cosa son mis deseos, mi deseo es que ganemos o que empatemos, pero también mis respetos al FC Barcelona que es un grandísimo equipo y luego que creo que tiene un jugador, bueno, que es un genio, que es Messi, la verdad que me parece un grandísimo jugador. Pero yo soy muy madridista y entonces deseo que gane el Madrid. Pero eso sí, con todo mi respeto y mis reconocimientos al FC Barcelona y sobre todo a un jugador que me parece maravilloso que es Leo Messi.

Y aquí tenéis una crónica para los/las que estéis interesados en saber qué más compartió Ricardo Mairal en su conferencia:

La charla de Ricardo Mairal empezó con una pregunta que todo estudiante del Grado de Estudios Ingleses se ha hecho alguna vez: ¿puedo dedicarme a algo aparte de la docencia y la traducción? Su respuesta es : podemos participar en proyectos competitivos que acercan lo que se hace en la universidad a las demandas de la sociedad. Estos proyectos pueden estar relacionados con la ingeniería lingüística, ingeniería del conocimiento (también conocida como inteligencia artificial), datos masivos (Big Data), web semántica, procesamiento textual, humanidades digitales, neurociencia, etc. En todos ellos la innovación, el talento, la interdisciplinariedad y la proyección social son clave, y es por ello que hay que tender un puente entre las humanidades y la ciencia [1]. Son numerosos los ejemplos que da Mairal de proyectos en los que un lingüista tiene cabida, y que él clasifica en cuatro grandes grupos: (1) Data (datos), como el análisis de la comunicación en las redes sociales (por ej. Twitter); (2) Human-Machine Interaction (interacción humano-máquina) con agentes virtuales (chatbots) o robots inteligentes (por ej. IBM Watson [2]); (3) Health (salud), en estudios de enfermedades como el Parkinson, o de redes neuronales y, por último, (4) Security (seguridad), en estudios de biometría vocal, ciberterrorismo o peritajes judiciales.

Mairal, junto con otros compañeros (algunos de la Universidad de Granada), elaboró una base de conocimiento léxico-conceptual que se usa en sistemas de procesamiento natural del lenguaje. Su web (http://www.fungramkb.com/default.aspx) contiene información al respecto y algunas de las herramientas creadas están disponibles para su uso gratuito. Una de esas herramientas es el FunGramKB Extractor [3], que puede ser usado para crear modelos subontológicos terminológicos. Otra curiosa herramienta es la creada por BIFI en el 15M, que muestra cómo se propagó la información en torno a ese movimiento [4].

Como conclusión, podemos decir que Ricardo Mairal presentó un campo desconocido por muchos pero que sin duda abre nuevos caminos a una universidad que necesita estar cada vez más relacionada con los nuevos desafíos de la sociedad.

[1] What is the common ground between art and science? And how is Beethoven like Darwin? The Guardian (disponible en https://www.theguardian.com/science/2013/nov/17/art-science-ian-mcewan-nima-arkani-hamed)

[2] Leaf, Clifton 2016. IBM Watson: Not So Elementary (disponible en http://fortune.com/david-kenny-ibm-watson/ )

[3] http://www.fungramkb.com/resources/papers/fgkb05.pdf

[4] http://15m.bifi.es/

Autoras: C.L.C., M.M.L., E.R.S.

Imagen: E.R.S.